Arriaca lanza la primera cerveza artesana española en lata

Cervezas Arriaca se ha convertido en la primera cervecera artesana española en comercializar sus productos en lata, un proyecto que presentó anoche en su microcervecería de Yunquera de Henares (Guadalajara) ante numerosos representantes del sector craft beer en España.

 

Tras un periodo de varios meses de pruebas, planificación y adaptación, Arriaca se suma con esta iniciativa a la dinámica que ya se experimenta con fuerza en otros países con mayor recorrido en el mundo de la cerveza artesana, como EEUU, y que, según los expertos, se asentará como recipiente de esta bebida. “La lata será una tendencia en los próximos años”, asegura Jesús León, administrador de Arriaca. “La lata es, de manera objetiva, un recipiente excelente para contener precisamente cerveza artesana y no es de extrañar que esta tendencia se esté imponiendo entre las principales microcervecerías a nivel mundial”. “Es algo que no se va a detener”, sostiene.

Con la apuesta por la lata, Arriaca pretende abordar una ampliación de mercado en distintos niveles. Primeramente porque es un paso más para potenciar el consumo a domicilio, pero también porque la lata abre una nueva puerta a la exportación a otros países donde este envase tiene un mayor uso, sin olvidar las ventajas logísticas.

El lanzamiento de esta nueva línea de producto ha supuesto una ampliación de las instalaciones de Arriaca que ha llevado a la cervecera arriacense a duplicar la superficie de su fábrica solo un año y medio después de su puesta en marcha.

 

Ventajas de la lata

Aunque todavía con una penetración en el mercado nacional limitada a cervezas artesanas de importación, se trata, sin embargo, de un envase de inmejorables características para contener este producto.

“Si dejamos al margen las connotaciones en torno a este tipo de envase, podemos decir que la lata es un recipiente idóneo para la cerveza artesana”, asevera Jesús León. 

Así, algunas de las ventajas que aporta la lata para el envasado de cerveza son las siguientes:

- La opacidad de la lata supone una importante ventaja para el producto, puesto que el lúpulo, ingrediente fundamental de la cerveza y usado con profusión en la artesana, es fotosensible y la incidencia de la luz genera sabores y aromas no deseados.

- El proceso de llenado y la hermeticidad del sellado de la lata aseguran la ausencia de oxígeno, lo que impide la oxidación del producto.

- Las latas de nueva generación son de aluminio recubierto, lo que garantiza la ausencia de interacción lata-producto y asegura la permanencia de las características originales de la cerveza durante más tiempo. 

- La lata es más fácil de almacenar y transportar por su forma, su facilidad de apilamiento y su menor peso, no sólo a nivel logístico sino también a nivel doméstico.

#YesWeCANs

 

Loading...
Loading...