Níscalos en conserva de cerveza: una receta original y sencilla

Esta nueva receta del seria #CocinayCerveza comienza en plena sierra de Guadalajara, rica y abundante en muchísimas cosas, entre las que también podemos destacar los hongos de temporada, como los famosos níscalos.

El chef y asesor gastronómico Alberto Gómez Léton – puedes conocer más sobre él en www.albertogleton.com – nos acerca en esta ocasión una receta muy original pero, a la vez, sencilla: níscalos en conserva de cerveza.

Este plato puede ser toda una idea y un descubrimiento para sorprender como aperitivo. Lo puedes ver en este vídeo:

 

 

A continuación os detallamos todos los ingredientes y la forma de elaboración de esta receta donde, de nuevo, cobra cierto protagonismo la cerveza. En este caso, nuestra cerveza Arriaca Centeno (Rye India Pale Lager).

 

Ingredientes para la conserva de los níscalos

200 gramos de níscalos pequeños 

1 diente de ajo 

1 cucharada de café de pimentón dulce 

50 ml. de zumo de naranja 

Unas ramas de pino

50 ml. de cerveza Arriaca Centeno

100 gramos de aceite de oliva virgen extra

1 hoja de laurel 

Unas ramas de tomillo

Unas bolas de pimienta negra

2 clavos

Sal

 

 

Elaboración

Limpiamos los níscalos eliminando la tierra. Los secamos bien en caso de que los lavemos. 

Los metemos en un bote con cierre hermético con las láminas hacia abajo. 

Sazonamos ligeramente y añadimos el resto de ingredientes. 

Cerramos el bote. 

Calentamos un cazo con agua y ponemos un trapo doblado en el fondo. 

Metemos dentro el bote con los níscalos (el agua debe llegar un poco debajo del cierre) y tapamos el recipiente. 

Debe cocinar a fuego muy lento, casi sin hervir, durante 25 minutos.

Trascurrido ese tiempo, sacamos del agua y dejamos templar a temperatura ambiente.

 

Para la mahonesa de huevo frito 

100 ml. de aceite de girasol 

50 ml. de aceite de la conserva de los níscalos 

2 cucharadas de agua (se puede sustituir por el caldo de cocción de los níscalos) 

1 huevo 

Sal

 

 

Elaboración

Freímos el huevo procurando que la yema quede líquida. 

Metemos el huevo en un vaso y añadimos el agua y la sal. 

Trituramos hasta formar una pasta. 

Vamos añadiendo el aceite de girasol a chorro fino mientras trituramos y formamos la mahonesa. 

Una vez hecha, agregamos el aceite de los níscalos y mezclamos para homogeneizar. 

 

Otros ingredientes

Tostadas de pan 

Orégano fresco

 

Acabado y presentación

Los níscalos se pueden tomar tanto fríos como calientes. Los colocamos encima de la tostada de pan cubriéndolos con la mahonesa. 

Los gratinamos con un soplete (opcional). 

Terminamos con unas hojas de orégano fresco.

 

Loading...
Loading...