Cómo se cata la cerveza artesanal

La cerveza artesanal es especial; de autor. Los fabricantes cuidan cada ingrediente, cada paso de la elaboración. Por tanto, como si fuera un gran vino, a la hora de consumirla hay que prestar atención a todos los factores generados en su producción, porque todos influyen en la degustación. Y la cata de una de estas cervezas requiere seguir unos pasos concretos, tanto en la preparación como en el proceso de cata en sí.

 

 

La temperatura

Lo primero es tener la cerveza a la temperatura ideal, que no debe ser demasiado fría, porque se atenúa el aroma y los sabores se vuelven más planos. 

Al llevar el sello personal de su autor, cada cerveza es un mundo y, por tanto, se recomendará tomarla a una temperatura adecuada. 

Sin embargo, y tirando de generalidades que no impiden la excepción, podemos establecer unas temperaturas estándares –ojo, dentro de un intervalo- atendiendo al estilo de la cerveza. 

Así, por ejemplo, y como comprenderás, no es lo mismo disfrutar de una cerveza de trigo o de una pilsner que de una Imperial Russian Stout o una Porter, que se toman, estas dos últimas, a mayor temperatura que las primeras.

Para que tengas una idea más o menos clara, te recomendamos que consultes este artículo de The Beer Times sobre temperaturas de la cerveza, si bien toma nota de lo que el cervecero te indica en la etiqueta o en otro lugar sobre a qué grados debes tomarla.

Lo que nunca debes hacer, claro está, es seguir el mal ejemplo de algunos anuncios publicitarios que nos recomiendan tomar la cerveza en jarras heladas.

Quizá consigas beberla muy fresca en los primeros minutos, pero de esta forma está escondiendo los verdaderos aromas, sabores y texturas de una cerveza. Y si los esconde, es que, quizás, son malos.

 

El vaso adecuado

También es importante para mejorar las sensaciones disponer del vaso adecuado, porque no todas las cervezas artesanas se beben en el mismo recipiente, sino que depende de sus características y, por tanto, de su estilo. 

En este artículo te damos algunas pistas sobre cómo elegir el vaso adecuado para tu cerveza artesanal.

Si no fuera posible acogerte a lo que marca la ortodoxia, en todo caso, un vaso de cristal transparente, de boca ancha y altura media cumplirá sin problemas.

 

Así debes echar la cerveza al vaso o copa

Lo siguiente es depositar la cerveza en el recipiente donde la tomaremos de forma adecuada. 

Importante: no la escancies tipo sidra desde una altura excesiva. Inclina la copa unos 45 º y vierte la cerveza sobre el lateral de la misma y que se vaya depositando sobre el fondo. 

Cuando vayamos a finalizar el vertido, un poco antes, volvemos a la copa a su posición vertical original, lo que nos ayudará a generar una corona de espuma para rematar el servicio sobre la copa.

 

Cata de cerveza: propiedades organolépticas

A continuación se pasa a la fase visual. Se aprecia el color de la cerveza, que puede ir de las más pálidas a las prácticamente negras, y la mayor o menor turbidez. 

En el caso de la espuma, hay que fijarse en su cremosidad, color y tamaño de los poros y las anillas que forma en la copa.

Después es el momento del olfato: se buscarán notas olfativas que pueden ir de los aromas afrutados al propio olor a alcohol.

Por último, el gusto, el más importante. Se toman dos tragos, uno para impregnar la boca de cerveza y otro para identificar los matices. Las cervezas artesanas pueden tener cientos de sabores diferentes: cereales, lúpulo, frutas, especias…

Para estas fases olfativa y gustativa podemos detectar tres grandes aromas generales:

- Los procedentes de la malta o del cereal: harinas, pan fresco, pan tostado, regaliz, miel, humo, chocolate, caramelo, café…

- Los originados por el lúpulo: hierba cortada, helecho, hojas frescas, pimienta, flores blancas, resina, cítricos, madera, metal, tierra, tabaco, anís, hinojo…

- Los atribuidos a la fermentación o a otros productos añadidos: frutas, vainilla, nuez moscada, avellana, almendra, mantequilla, serrín, vino, queso…

Como se puede ver, catar una cerveza artesana no es simplemente bebérsela. Cuanto mayor conocimiento se tenga sobre ello, mayor  disfrutarás de todos sus matices. 

 

 

Fotografías: cortesía de www.pixabay.com

 

Loading...
Loading...